Shop

Solomillo

92.00

14 piezas de 380 gr/unidad aprox envasadas en 2 unidades por bolsa al vacío.

Envío gratuito dentro de España peninsular
Pago 100% seguro
Compra protegida por SSL

El solomillo es considerado por muchos el rey de las carnes. Es una pieza situada entre las costillas y el lomo, de gran calidad y una de las partes más apreciadas por ser muy tierna. Su bajo contenido en grasa lo convierten en un aliado imprescindible en cualquier dieta.

Se puede preparar de diversas formas pero en salsa o a la plancha mostrará todo su potencial.

 

 

Carne ibérica: más allá del jamón

 

Que del cerdo se aprovechan hasta los andares es uno de los dichos con mayor verdad de nuestro refranero popular. Y es que la carne de cerdo ibérica va mucho más allá del jamón o de un lomo. Existe una amplia variedad de carne ibérica dependiendo de la parte del animal de la que provenga, con un sinfín de sabores y aromas diferentes.

 

Si quieres conocer qué surtido de carne de cerdo ibérico existe, así como sus diferentes matices y la parte del animal de la que procede cada una, sigue leyendo. Vamos a intentar resolver todas las dudas que puedas tener.

 

 

¿Qué es la carne ibérica?

 

Antes de pasar a contarte los diferentes cortes de carne de cerdo ibérico que hay vamos a empezar por lo más sencillo. ¿De qué hablamos cuando decimos que una carne es ibérica?

 

Pues bien, cuando hablamos de carne ibérica ya podemos intuir a qué tipo específico de producto nos estamos refiriendo. La denominación de “ibérica” ya nos muestra que no estamos hablando de cualquier tipo de carne. Pero, ¿sabemos qué estamos indicando exactamente con esta denominación?

 

La carne ibérica o carne de cerdo ibérico se extrae de un cerdo ibérico. Esta especie posee unas características especiales que hacen de sus productos algo único en todo el mundo.

 

El ácido oleico, característico del aceite de oliva, es el ácido graso mayoritario en las carnes ibéricas y tiene unas propiedades altamente beneficiosas para la salud. Es un tipo de grasa monoinsaturada con un importante efecto cardioprotector al regular el colesterol puesto que facilita la producción de HDL (“colesterol bueno”) en el organismo y reduce el LDL (“colesterol malo”).

Las carnes ibéricas ofrecen un generoso aporte de vitaminas del grupo B, ricas en hierro, magnesio y zinc y calcio.

 

El consumo de carnes ibéricas debe realizarse dentro de una dieta equilibrada.

 

Y ahora que sabemos bien a qué nos referimos cuando hablamos de carne ibérica o carne de cerdo ibérico nos pueden surgir otras cuestiones; ¿qué tipos o cortes de carne ibérica hay? ¿Qué características tienen?

 

Si te has planteado estas preguntas sigue leyendo. Vamos a intentar resolver estas y otras dudas que te puedan surgir.

 

 

Tipos de carne ibérica

 

Ya hemos visto por qué a una carne le llamamos ibérica. Parece bastante evidente, pero aún hay muchas personas que no tienen claro este concepto.

Ahora, vamos a pasar a ver a qué piezas de carne nos estamos refiriendo cuando hablamos de carne ibérica. Y es que, como decíamos al principio, en el cerdo no todo es jamón.

 

 

Solomillo ibérico

 

Es, sin lugar a dudas, una de las carnes más famosas y apreciadas del cerdo. El solomillo ibérico es un producto extraído de la parte lumbar del animal, entre las costillas y el lomo. Tiene un bajo contenido en grasa, por lo que es ideal para cualquier dieta. Cocinado a la plancha (o incluso con una salsa) mostrará todo su potencial.

 

Si quieres comprar solomillo ibérico, en la Abadía puedes encontrarlo presentado en una caja con 14 piezas de 380 gr/unidad aprox envasadas en 2 unidades por bolsa al vacío.

 

 

Secreto ibérico

 

El secreto ibérico es otra de esas carnes muy apreciada por los amantes del buen comer. Esta pieza de carne, con gran veteado, se sitúa en la parte interna del lomo junto a la paleta. Es ideal asarla o cocinarla a la parrilla o barbacoa para sacarle todo su jugo y sabor.

 

Puedes encontrar secreto ibérico en nuestra tienda  en caja de 11 piezas con peso neto de 5,40 kg (490 gr/unidad aprox) envasadas en 6 bolsas al vacío (2 ud/bolsa).

 

 

Presa ibérica

 

La presa ibérica es una pieza de carne que se encuentra sobre su paletilla bajo el lomo del cerdo. Tiene una forma irregular, algo alargada y triangular. De cada cerdo se obtienen dos piezas de aproximadamente quinientos gramos cada una.

 

Es la pieza más veteada de grasa intramuscular, con aspecto marmóreo. Eso hace que sea muy tierna y jugosa. Tiene además un sabor muy característico, debido a su elevada concentración de ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico).

 

Se puede consumir tanto a la brasa como a la plancha o al horno. Si quieres comprar presa ibérica no dudes en echar un vistazo a nuestra tienda.  Te la ofrecemos en una caja de 7 piezas con peso neto de 5,30 kg (700 gr/unidad aprox) y envasadas individualmente al vacío.

 

 

Lomo ibérico

 

El lomo ibérico fresco (que no tenemos que confundir con el lomo embutido o curado) es una de las piezas que más valor y tamaño tienen del animal. Su morfología es alargada y rectangular y se encuentra junto al espinazo bajo las costillas del cerdo en la zona lumbar del animal.

 

El lomo ibérico tiene menos cantidad de grasa que otras piezas de carne y tiene un corte ideal para freír o hacer a la plancha.

 

En La Abadía puedes encontrar nuestro lomo ibérico en formato caja que incluye 10 trozos de 500 gramos y envasados individualmente al vacío.

 

 

Pluma ibérica

 

La pluma ibérica o pluma de cerdo ibérico es un tipo de carne ibérica de gran calidad y textura. Debe su nombre a su forma triangular y procede de la punta del lomo, entre las paletillas.

 

Tiene un perfecto equilibrio entre la carne magra y las vetas de grasa. Es idónea para preparar a la plancha aunque también puede prepararse a la brasa, o en guisos y estofados.

 

Si estás pensando en comprar pluma ibérica no dudes en echar un vistazo a nuestra pluma. Te la presentamos en una caja con 16 piezas de 325 gramos de peso por unidad y envasadas cada 2 unidades en bolsa al vacío.

 

 

Costilla ibérica

 

La costilla ibérica, también conocida como costilla de cerdo ibérica, es un tipo de carne que, como su mismo nombre indica, proviene del costillar del cerdo ibérico.

 

Es una pieza de carne con unos sabores intensos y una gran jugosidad, fruto de la combinación de una textura firme y un elevado grado de infiltración.

 

Es ideal para arroces, pasta o guisos y suele cocinarse a la brasa, adobada o frita.

 

Si quieres comprar costilla ibérica en La Abadía te la ofrecemos en una caja con 8 piezas procedentes de nuestra propia ganadería. Cada una de las piezas de aproximadamente unos 700 gramos de peso,  y envasadas individualmente al vacío.

 

Lagarto ibérico

 

Entendemos por lagarto ibérico o lagarto de cerdo ibérico a la pieza que va adosada entre el espinazo y el lomo. Es una tira de carne muy alargada y estrecha (de ahí su nombre), que tiene una gran jugosidad a un veteado muy sutil de grasa, que le confiere un gran sabor.

 

También puedes encontrar lagarto ibérico en nuestra tienda  en formato caja de 45 piezas de 115 gramos de peso cada una y envasadas en 4 unidades por bolsa al vacío.

 

Abanico ibérico

 

El abanico ibérico o abanico de cerdo ibérico es un tipo de carne de corte fino característico por sus vetas de grasa infiltrada, que le aportan un sabor intenso. Esta pieza de carne, con forma de abanico, envuelve las costillas de cerdo y se extrae de la parte posterior del cabecero.

 

Como resultado de su marcado veteado de grasa se obtiene una carne muy sabrosa y jugosa. Ideal para prepararla en barbacoas o a la plancha. Y se puede partir en filetes, tiras o incluso dados.

 

En La Abadía puedes encontrar nuestro exquisito abanico ibérico en formato caja con 21 piezas de 240 gramos cada una y envasadas en 2 unidades por bolsa al vacío.

 

 

Lágrima ibérica

 

Por último, hablaremos de la lágrima ibérica. Básicamente, podemos definirla como los trozos de carne que se encuentran entre las costillas del cerdo ibérico. Se presenta en piezas de corte muy estrecho y alargado.

 

La lágrima ibérica (o lágrimas ibéricas) es una carne muy veteada y sabrosa, debido a su infiltración de grasa. Es perfecta para hacer a la brasa y a la plancha. También usada para guisos y arroces.

 

Nuestra lágrima ibérica viene presentada en una caja con 180 unidades de 23 gr/aprox. (peso neto aproximado de 5,25 kg) envasadas en 12 unidades por bolsa al vacío, con un total de 15 paquetes de 350 gr.

 

 

Cabe añadir, antes de finalizar, que toda la carne ibérica de La Abadía proviene de nuestros propios cerdos criados en nuestra ganadería, cuya alimentación ha sido controlada a base de materias primas nobles 100% naturales.

FORMATO

Caja de 14 piezas con peso neto de 5,30 kg envasadas en 7 bolsas al vacío.

ORIGEN

De nuestra propia ganadería y alimentación controlada a base de materias primas nobles 100% naturales.

CONGELACIÓN

Nuestra óptima congelación permite preservar su calidad, sabor, textura y olor intactas.

CONSERVACIÓN

Conservar en congelador a -18ºC.
Congelado el producto tiene una vida de 24 meses.

TRANSPORTE

Servicio de mensajería especializado en transporte congelado, manteniendo siempre la cadena de frío, y con las máximas garantías sanitarias.
Envío entre 48 y 72h.

Category: