Tienda

Jamón de bellota 100% ibérico
La Abadía

360.00390.00

100% ibérico, alimentado con bellotas en la dehesa sostenible.

Limpiar
Envío gratuito dentro de España peninsular
Pago 100% seguro
Compra protegida por SSL

El jamón  de bellota 100% ibérico La Abadía es artesanía pura, un lujo artesano en tu mesa.

Procede de nuestros cerdos 100% ibéricos que viven en completa libertad en nuestras fincas de dehesas del Suroeste de España, alimentándose con bellotas de encina y alcornoque. Cada pieza, elaborada por maestros artesanos cuyos oficios ayudamos a preservar para futuras generaciones, reposan sin prisa en nuestras bodegas en el entorno privilegiado de Guijuelo hasta obtener su punto ideal de curación.

 

Producción muy limitada y sujeta cada año a las condiciones de sostenibilidad de la dehesa.

Su pieza sale directamente de nuestras bodegas y se selecciona para usted.

 

Información nutricional

 Cada 100gIR*
Valor energético1592kj / 379kcal19%
Grasas29g41%
De las cuales saturadas6,2g31%
Hidratos de carbono0g0%
de los cuales azúcares0g0%
Proteínas30g60%
Sal2,4g40%
*Ingesta de referencia de un adulto medio (8400 kj / 2000 kcal).

 

Todos los productos de La Abadía Ibéricos cumplen la Nueva Norma del Ibérico (RD 4/2014 de 10 de Enero).

 

¿Estás pensando en comprar jamón ibérico?

 

No lo podemos negar. El jamón es algo que va ligado a nuestra tradición y costumbres. No podemos entender nuestra historia y cultura sin este producto. Pero si estás pensando en comprar jamón de bellota 100% ibérico hay varias cosas que debes conocer antes. Quizás ya seas un entendido (o entendida) en el tema. Pero si no es así, vamos a intentar ayudarte con las dudas que puedas tener.

 

Primeramente, vamos a comenzar por explicar una de las dudas más comunes que hay entre las personas que no entienden mucho de este producto. Nos referimos a la típica confusión que existe a veces entre el jamón serrano y los jamones ibéricos

 

Nada tienen que ver uno y otro pero, a menudo, tiende a confundirse. Vamos a verlos a continuación para salir de dudas.

 

Diferencias entre jamones ibéricos y jamón serrano

 

Como decíamos, muchas personas no terminan de tener claro qué diferencias existen entre jamones ibéricos y jamón serrano. Esto es muy importante que lo sepamos, sobre todo si estamos pensando en comprar jamón de Bellota 100% ibérico y queremos conocer bien sus características y cualidades.

 

La principal y más clara diferencia es la de que el jamón serrano procede de un tipo de cerdo blanco. Éste es un animal que se puede encontrar en otros países y lugares del mundo. Es decir, podemos comprar jamón serrano que provenga de fuera de España.

 

Por su parte, los jamones ibéricos, como su mismo nombre indica, proviene de cerdos de raza ibérica que no se pueden encontrar en ninguna otra parte del mundo. De esta manera, cuando hablamos de un cerdo de raza 100% ibérica estamos indicando que tanto la madre como el padre de este ejemplar son igualmente 100% ibéricos, y están inscritos en el correspondiente libro genealógico que así lo avala.

 

Pero esa no es la única diferencia. Podríamos hablar de la alimentación como la segunda gran diferencia que existe entre estas dos categorías de jamón. Al comprar jamón de bellota 100% ibérico tenemos la garantía de que estamos comprando jamón que procede de cerdos sacrificados inmediatamente después del aprovechamiento exclusivo de bellota, hierba y otros recursos naturales de la dehesa, sin aporte de pienso suplementario. Estos ejemplares recorren decenas de kilómetros buscando las mejores bellotas.

 

A diferencia del serrano, de piensos ricos.

 

Nuestros cerdos, durante la montanera, llegan a recorrer unos 14 kilómetros diarios para encontrar la bellota, responsable de sus excepcionales cualidades organolépticas. Además, cada uno de ellos dispone de unas 2 hectáreas para él solo.

 

Cuando hablamos de montanera nos estamos refiriendo a la época del año en la que el cerdo ibérico aprovecha las bellotas caídas de las encinas. Normalmente suele comenzar a finales de octubre o principios de noviembre, y se prolonga hasta mediados de marzo.

 

Siguiendo con las diferencias entre el jamón de Bellota 100% ibérico y el serrano, cabe destacar que el proceso de elaboración también difiere entre uno y otro. La forma de elaboración del primero es mucho más artesanal. Pasa por diferentes fases como es el despiece, la salazón (se entierran los jamones en sal marina durante un determinado tiempo), el asentamiento, el lavado, el secado, la maduración y el envejecimiento.

 

¿Cómo diferenciar el jamón de Bellota 100% ibérico del serrano?

Pues la manera más fácil y directa es a través del precinto. Este sistema data del año 2014 y fue aprobado para evitar posibles fraudes.

 

Los jamones ibéricos deben llevar en la pata un precinto inviolable de plástico que será de distinto color para cada denominación de venta Así el consumidor, cuando lo compra, puede distinguirlo a simple vista.

 

De esta manera podemos diferenciar los siguientes precintos de jamones ibéricos :

 

Negro: De bellota 100% ibérico.

Rojo: De bellota ibérico.

Verde: De cebo de campo ibérico.

Blanco: De cebo ibérico.

 

  • Precinto negro: corresponde al jamón de bellota 100% ibérico.
  • Precinto rojo: bellota ibéricos que no son puros. Es decir, no son 100% ibéricos.
  • Precinto verde: cebo de campo ibérico (cerdos que no son necesariamente ibéricos al 100%, y que aunque hayan podido aprovechar recursos de la dehesa o del campo, han sido alimentados con piensos, constituidos fundamentalmente por cereales y leguminosas, y cuyo manejo se realice en explotaciones extensivas o intensivas al aire libre pudiendo tener parte de la superficie cubierta.
  • Precinto blanco: cebo ibérico. alimentados con piensos, constituidos fundamentalmente por cereales y leguminosas, cuyo manejo se realice en sistemas de explotación intensiva.

No te preocupes si aún no te han quedado claras las diferencias que hay entre los cuatro tipos. Vamos a explicarlas a continuación de forma más detallada.

Los diferentes tipos de jamón ibérico

Clasificamos los jamones ibéricos según la raza del cerdo y según la alimentación que éste recibe durante su crianza. De esta manera podemos encontrar los siguientes tipos de jamón ibérico.

 

Según la raza del cerdo pueden darse las siguientes combinaciones:

 

  • 100% ibérico: cuando se trate de productos procedentes de animales con un 100% de pureza genética de la raza ibérica, cuyos progenitores tengan así mismo un 100% de pureza racial ibérica y estén inscritos en el correspondiente libro genealógico

 

  • 50% raza ibérica: Cuando se trate de productos procedentes de animales con el 50% de su porcentaje genético correspondiente a la raza porcina ibérica, con progenitores cuyas hembras son de raza 100% ibérica y machos de raza 100% duroc, ambos inscritos en el correspondiente libro genealógico de la raza.

 

  • 75% raza ibérica: para obtener jamón 75% raza ibérica se cruzan hembras de raza 100% ibérica inscritas en libro genealógico y machos procedentes del cruce de madre de raza 100% ibérica y padre de raza 100% duroc, ambos inscritos en el correspondiente libro genealógico de la raza

 

 

Por otro lado, según la alimentación durante su crianza podemos distinguir entre jamones ibéricos:

 

 De bellota»: para productos procedentes de animales sacrificados inmediatamente después del aprovechamiento exclusivo de bellota, hierba y otros recursos naturales de la dehesa, sin aporte de pienso suplementario

 

Dentro de este grupo, los ejemplares que proceden de cerdos de raza 100% ibéricos son los que denominamos como jamón de bellota 100% ibérico. Es la gama más alta del jamón ibérico (son los únicos ejemplares que pueden clasificarse como “pata negra”) y se distinguen con un precinto de color negro.

 

En cambio, si el cerdo del que proviene el jamón no es de raza 100% ibérica, llevará un precinto de color rojo.

 

De cebo de campo»: son los jamones obtenidos de animales que aunque hayan podido aprovechar recursos de la dehesa o del campo, han sido alimentados con piensos, constituidos fundamentalmente por cereales y leguminosas, y cuyo manejo se realice en explotaciones extensivas o intensivas al aire libre pudiendo tener parte de la superficie cubierta. Para identificar las piezas llevan un precinto de color verde.

 

De cebo: estos productos proceden de animales alimentados con piensos, constituidos fundamentalmente por cereales y leguminosas, cuyo manejo se realice en sistemas de explotación intensiva.

 

Y ahora que ya sabes cómo reconocer una pata de jamón de bellota 100% ibérico por el precinto, ¿qué tal otros pequeños trucos para poder reconocerlo más allá de la etiqueta?

 

¿Cómo reconocer un jamón de bellota 100% ibérico?

 

Ya has aprendido a diferenciar los diferentes tipos de jamónes ibéricos según su raza y su alimentación. Ahora te vamos a dar un par de consejillos para que puedas diferenciar un buen jamón de bellota 100% ibérico cuando te lo presentan en un plato.

 

El primero de los trucos salta a simple vista. Una buena loncha de jamón tiene un color y un brillo uniforme. Cuando observamos unas zonas más oscuras y otras más claras podemos identificar signos de que ese jamón ha tenido una mala curación. Por lo tanto, sabemos que no se trata de un jamón de bellota 100% ibérico.

 

Además, el buen jamón de bellota 100% ibérico no solo permanece brillando tras unos minutos en el plato, sino que se acaba pegando al plato debido a su grasa natural. Un buen truco para detectarlo es darle la vuelta al plato para comprobar que las lonchas siguen adheridas al mismo.

 

El segundo de los trucos lo tendremos a posteriori. Un jamón de bellota 100% ibérico tan solo necesita unos 27 grados para ser digerido, por lo que nuestra digestión será ligera. Si tenemos una digestión pesada, ya podemos tener algunas pistas.

 

Ahora sí que estás preparado/a para comprar un jamón de bellota 100% ibérico. Y, ¿qué mejor manera que de la mano de La Abadía? Nos avala nuestra experiencia y buen hacer. Nuestros jamones de bellota 100% ibéricos están elaborados a mano, uno a uno.

 

El jamón de bellota 100% ibérico de La Abadía proviene de cerdos ibéricos puros de crianza propia, criados en total libertad alimentándose de bellotas en nuestras fincas de las Dehesas del Suroeste español, el ecosistema natural más grande del país.

 

Su proceso de curación se realiza en el privilegiado entorno de Guijuelo, en nuestro secadero y bodega natural. Se realiza con los mismos procesos artesanales de toda la vida, con la mínima intervención del hombre y únicamente con ingredientes naturales seleccionados.

 

Decídete a comprar jamón de bellota 100% ibérico con nosotros. No solo no te arrepentirás, sino que estamos convencidos de que repetirás.

Peso

7-7,5kg, 7,5-8kg

Ingredientes

Jamón de cerdo ibérico, Sal, conservadores (E-250 y E-252), antioxidante (E-316) y azúcar.

Curación

+36 meses

Conservación

Mantener en ambiente fresco, seco y alejado de la luz. conservar a temperatura ambiente.
Degustación a temperatura ambiente.

SKU: 0001 Categorías: , ,